Actualités Peugeot

Sébastien Loeb: «¡el 208 T16 Pikes Peak es un cohete!»

  • 14/05/2013
  • Noticias
peugeot pikes peak sebastien loeb 208t16
peugeot pikes peak sebastien loeb 208t16
Un cara a cara impactante... Sébastien Loeb se ha medido al 208 T16 Pikes Peak, con el que disputará la carrera a mayor altitud del mundo el próximo 30 de junio. ¡Y parece que el nueve veces campeón del mundo de rallies ha encontrado el arma absoluta para conquistar las nubes! Sólo queda amansar y domar a la fiera de los 875 caballos...

Es evidente que las primeras vueltas de prueba al volante del 208 T16 Pikes Peak no han dejado indiferente al piloto francés, a pesar de que está acostumbrado a las sensaciones fuertes. Desde el inicio, esta simple sesión de pruebas se convirtió en una experiencia única y excepcional para Sébastien Loeb: «He probado ya muchos tipos de coches de competición, pero en este caso las sensaciones han sido muy diferentes a todo lo que he conocido hasta ahora. Digamos que, por sus prestaciones de aceleración y de frenada, se acerca más a un F1 que a un coche de rallies. Y por su comportamiento, también: ¡tiene una adherencia brutal! Las cuatro ruedas motrices aumentan su estabilidad... Es, realmente, un prototipo supereficaz con un enorme potencial».

Semejante fiera exige, por supuesto, una buena doma, y a Sébastien Loeb no se le pasa por la cabeza dejarse dominar por ella, sino todo lo contrario... Con sus nueve títulos de campeón del mundo de rallies, se siente como un domador con mano de hierro y serena experiencia. «Voy poco a poco, porque la pista no es muy ancha y no tiene escapatorias. Todavía no sé dónde están sus límites. Rodar en circuito será una etapa importante para saber exactamente dónde estamos y para calibrar su auténtico potencial. Luego, el reto será "fusionarme" con el coche para afrontar la subida a Pikes Peak. Y eso exige trabajo...».

¡Un reto que promete emociones en la cima! Para cruzar la meta a 4301 metros de altitud, Sébastien Loeb tendrá que dominar hasta las mínimas reacciones de su purasangre. Para salvar las trampas que salpican los 20 kilómetros de esta vertiginosa ascensión será necesaria una ósmosis perfecta entre el campeón francés y su superpotente montura.

Con el fin de hacer posible esta comunión, el equipo Peugeot Sport ha previsto un apretado programa de desarrollo tras esta primera toma de contacto. Las etapas preparatorias de este singular proyecto, que estimula al máximo al campeón mundial de rallies, se dividen en pruebas de circuito, de carretera y de altura: «¡Espero con impaciencia el momento de hallarme al volante de este 208 T16 Pikes Peak en las carreteras de Colorado!». Paciencia, Sébastien, paciencia...

El 208 T16 Pikes Peak desvela sus colores: