Actualités Peugeot

¡Primeros asaltos concluyentes!

  • 10/06/2013
  • Peugeot Sport
peugeot pikes peak sebastien loeb 208 T16
peugeot pikes peak sebastien loeb 208 T16
Los franceses invaden Pikes Peak el sábado 8 y el domingo 9 de junio: Sébastien Loeb y el equipo Peugeot Sport se han instalado allí en junio con motivo de las primeras pruebas oficiales. Balance tras una toma de contacto prometedora...

Reunión matinal para hablar de los primeros entrenamientos oficiales: el director de carrera aconseja a los pilotos ser prudentes ya que la nieve que había en los márgenes de la pista llegó hasta el asfalto y por la noche se convirtió en hielo. En Pikes Peak, cuyos escarpados relieves culminan a 4301 metros, estamos en alta montaña. Como dicen los grandes alpinistas, la alta montaña no puede ser domada, apenas puede ser amansada. Con humildad, paciencia, y trabajo. Antes de alcanzar la cima y, porque no, plantar allí la bandera de la vistoria el próximo 30 de junio, hay que ir aclimatándose poco a poco, ¡so pena de sufrir mal de altura! Así es como los hombres de Peugeot Sport y Sébastien Loeb han trabajado durante este primer fin de semana de pruebas.

En primer lugar, el motor pasó por un banco de pruebas dinámicas en Colorado Springs para comprobar su aclimatación a la altitud. Después, se realizó un rodaje de control en circuito para validar las evoluciones técnicas introducidas tras los últimos ensayos en el Mont Ventoux. Mientras tanto, Sébastien Loeb, con la ayuda de su inseparable copiloto Daniel Elena, exploró las 156 curvas del recorrido. Objetivo de las nueve subidas realizadas: que en la mente del piloto francés cada curva correspondiera a una nota concreta del código de descripción de la carretera que ha ido elaborando a lo largo de sus años de práctica en los rallyes. Solo tras pasar por todas estas etapas, Sébastien pudo ponerse al volante del 208 T16 Pikes Peak en el trazado de la carrera. El sábado fue por la parte inferior de la pista, y el domingo por la siguiente.

«El balance es positivo», cuenta entusiasmado Bruno Famin, director de Peugeot Sport. «Sébastien se ha adaptado tan bien a nuestra bestia que no hemos tenido que modificar casi ningún reglaje. Esto queda confirmado al ver los mejores tiempos que ha firmado en cada uno de sus intentos. Pero Rhys Millen, vencedor el año pasado y máximo referente de la competición, todavía estaba descubriendo su coche, por lo que no tuvo competidores serios. Así que me quedo con que el 208 T16 Pikes Peak va bien y que las decisiones tomadas durante los cuatro meses de intenso trabajo en el taller han demostrado ser las acertadas. Ahora solo nos queda seguir por este camino». Por su parte, Sébastien Loeb confirma: «Me he sentido confiado y muy bien al volante. Es justo lo que esperaba, porque a la velocidad a la que va es indispensable para poder dar rienda suelta. Estamos cerca del límite en casi todas partes. ¡Solo falta perfeccionar unos pequeños detalles y estaremos listos para la carrera!». Para ello, habrá tres nuevas sesiones de pruebas al final de la semana. Y el equipo Peugeot Sport habrá superado un nuevo nivel de aclimatación en su inexorable camino hacia la cima.

#208T16 #PeugeotPikesPeak

Ultimas Noticias

  • 09/10/2014
  • Eventos