Actualités Peugeot

Pleyel y Peugeot Design Lab desvelan el piano del futuro en el Salón del Automóvil de París

  • 24/09/2012
  • Concepts Peugeot Design Lab
Pleyel y Peugeot Design Lab desvelan el piano del futuro en el Salón del Automóvil de París
Pleyel y Peugeot Design Lab desvelan el piano del futuro en el Salón del Automóvil de París
Pleyel y Peugeot Design Lab desvelan el piano del futuro en el Salón del Automóvil de París
Fruto de la colaboración entre el fabricante de pianos Pleyel y el Peugeot Design Lab, este piano rompe con los códigos del mundo de la música.

Una colaboración ejemplar

Avalado por su experiencia y auspiciado por uno de sus diseñadores pianista, Peugeot Design Lab contactó en 2011 con el fabricante de pianos Pleyel para explorar juntos la idea de crear un proyecto innovador en este ámbito.
«Este proceso responde a la vida de Pleyel de estos últimos diez años», afirma Arnaud Marion, Director Artístico de la compañía, «a su voluntad de apertura al diseño y al mundo contemporáneo. Peugeot y Pleyel son, de hecho, dos empresas bicentenarias con una visión similar».
Después de crear pianos de excepción junto a Andrée Putman o Hilton McConnico, Pleyel aceptó el desafío. Los equipos del Peugeot Design Lab se sumergieron en la historia y conocimientos del fabricante de pianos, con el objetivo de encontrar un ADN común y proponer un piano único que expresase el talento de ambas entidades. Un año y medio después, esta aventura conjunta desembocó en una de las mayores innovaciones técnicas y visuales de la historia del piano.

Un piano revolucionario

La puesta a punto de este piano del futuro requirió muchos meses de investigaciones, estudios y pruebas, con la colaboración conjunta de diseñadores, ingenieros y expertos en acústica de las dos compañías, cuyo primer objetivo era conservar la calidad del sonido Pleyel, así como su tacto único.
«Cambiar la mecánica y el diseño del piano no sólo debía garantizar la misma calidad Pleyel», comenta Arnaud Marion, «sino aportar, además, algún avance».
Novedoso en el plano de la ergonomía, este piano de media cola también lo es por su sonoridad y sus propiedades excepcionales.

Un piano con un mecanismo más bajo para ofrecer una calidad acústica y una experiencia visual inéditas

La primera gran innovación es el descenso del mecanismo del piano, alineado con el teclado del concertista. Por primera vez en la historia del piano, el público puede ver tocar al artista desde cualquier ángulo de visión. Un rasgo que logra destacar las manos del pianista creando una mayor interacción con el público.
El pianista escucha, además, el sonido de su instrumento con una calidad nunca alcanzada hasta la fecha.

 

 

 

 

Un pie en cantiléver

Las tres patas tradicionales del piano dan paso a un pie único en voladizo (cantiléver) con la elegancia de un puente colgante. Esta innovación inédita, tomada de la arquitectura, crea un efecto de sorpresa al mostrar un mecanismo teóricamente pesado levitando sobre un solo pie,  además de conferir una excepcional ligereza visual al instrumento.

Una estructura de fibras de carbono

Mientras que el cuerpo del piano y la tabla armónica son de madera, que reacciona mejor al sonido, la tapa y el pie están fabricados en fibra de carbono por sus propiedades de ligereza y también de reverberación del sonido. La armadura central del instrumento es de acero, mientras que el pie está hecho con fibra de carbono y relleno de espuma expandida con objeto de eliminar toda caja de resonancia y dominar mejor todos los elementos sonoros.

Combinación de virtuosismo técnico y de un nuevo lenguaje formal

Aunque el piano mantiene, con su laca negra, uno de los códigos clásicos del universo de este instrumento, Peugeot Design Lab lo ha reinterpretado por completo cambiando todos los códigos tradicionales. El estudio ha inventado un lenguaje formal inédito en el sector, creando un objeto experiencial al escenificar visualmente este piano, que sugiere un aligeramiento de la masa mediante un efecto de levitación. A continuación, el estudio le ha conferido un dinamismo tomado del mundo del automóvil. Su silueta suave y orgánica adquiere, a veces, el aspecto propio del casco carenado de un barco de regatas.