Actualités Peugeot

La atrevida apuesta técnica del Peugeot 2008 DKR

  • 03/07/2014
  • Peugeot Sport
Peugeot Sport 2008 DKR Dakar
Peugeot Sport 2008 DKR Dakar
Peugeot Sport 2008 DKR Dakar
Peugeot Sport 2008 DKR Dakar
Tras sorprender con la espectacular línea del 2008 DKR, el Team Peugeot-Total desvela por fin las entrañas de este animal de carreras, un potente felino que, con dos ruedas motrices, desafiará a los 4x4 en el próximo Dakar.

Dunas, montañas, ríos, cañones, desiertos de sal, terrenos quebradizos, fesh-fesh, zonas de calor extremo… Estas son algunas de las sorpresas que aguardan al 2008 DKR en la próxima edición del Dakar. Para asumir este terrible desafío, el Team Peugeot-Total ha apostado por un elemento técnico muy atrevido: "como hicimos en las 24 Horas de Le Mans al escoger un vehículo cerrado, hemos decidido partir con un concepto innovador", explica Bruno Famin, Director de Peugeot Sport. "En el caso de los rally-raids, la gran cuestión es saber si es necesario recurrir a cuatro ruedas motrices o ya hay suficiente con dos. Tras analizarlo, hemos decidido optimizar el concepto de las dos ruedas motrices, que ofrece ventajas muy interesantes". Se trata de una apuesta atrevida y espectacular para intentar convertirse en el primer coche con dos ruedas motrices y motor diésel en ganar el Dakar.

Para equilibrar las posibilidades, el reglamento compensa la mejor predisposición natural de los 4x4 concediendo alguna pequeña ventaja a los vehículos de dos ruedas motrices. Jean-Christophe Pallier, responsable técnico del proyecto Dakar, resume dichas bazas: "en las competiciones automovilísticas, el peso es el mayor enemigo del rendimiento. Ahora bien, en los rally-raids, los coches de dos ruedas motrices pueden tener un peso netamente inferior al de los 4x4. Además, pueden usar ruedas más grandes, lo cual les ofrece una clara ventaja para arriesgar ante las numerosas dificultades del terreno. Esta característica permite también limitar el voladizo delantero. De esta manera, ¡el 2008 KR prácticamente puede subir paredes verticales! Y eso no es todo: adoptando una oscilación de la suspensión más general (460 mm en lugar de 250 mm), el coche dispone de mayor capacidad para franquear y absorber los obstáculos, ¡lo cual es muy importante en el Dakar! ". Otra ventaja a tener en cuenta es el sistema de autoinflado, que permite modificar la presión de los neumáticos desde el habitáculo en el momento de abordar una duna, lo que supone ganar valiosos minutos en relación con los equipos 4x4.

Para aprovechar al máximo estas ventajas, los ingenieros de Peugeot Sport han tirado de creatividad y han diseñado un coche extremadamente compacto. Con su motor biturbo V6 Diésel en la parte central posterior, el 2008 DKR se muestra como un vigoroso animal preparado para abalanzarse y devorar los obstáculos. "Conseguir colocar todos los órganos vitales en un espacio tan reducido supuso un verdadero quebradero de cabeza", admite Jean-Christophe Pallier. "Aunque los coches pequeños suelen explotar mejor sus condiciones en especiales sinuosas como las del WRC, con este formato potenciamos las posibilidades de los coches de dos ruedas motrices en terrenos donde los 4x4 parten con ventaja".

Más allá de la convicción manifestada por Red Bull hace dos años de que un coche de dos ruedas motrices es más impresionante y puede hacer valer sus prestaciones incluso en terrenos inhóspitos, esta decisión técnica tiene sentido para el constructor francés, tal como subraya Bruno Famin: "Como el 2008 de serie es un crossover de dos ruedas motrices equipado con tecnología Grip Control, que le permite rodar casi por cualquier sitio, resulta interesante ver al 2008 DKR enfrentarse a las dificultades del Dakar con únicamente dos ruedas motrices". Ya solo queda soltar a la bestia...